Saltar al contenido
SeduceConquistaEnamora.com

Como excitar a una mujer

Si te apresuras, el pez se escapará y habrás perdido la carnada. Quizás no vuelva por esas aguas.

Ya conoces cómo seducir a una mujer, sin embargo, cuando de despertar su lado más sexual se trata para conseguir llevarla a la cama, es mejor que busques aquí los consejos para hacer que esa chica se derrita por ti.

Si ves a la mujer como a un pez que deseas comer, entonces debes tener una buena carnada. Para quienes no saben mucho del arte de pescar, escoger la carnada es fundamental; pero eso no servirá de nada si no conoces al pez.

trucos para excitar a una mujer

Hay peces que no comen ciertas carnadas, simplemente no son atraídos por ella, así que por más generoso e insistente que seas no lograrás nada; pero todo eso puede cambiar si te preparas bien y aprendes sobre sus gustos y comportamiento, al final de la jornada puedes disfrutar de una suculenta comida.

Quizá también pueda interesarte aprender acerca de:

O continuar leyendo acerca de cómo excitar a una mujer.

Haz que se sienta halagada

A las mujeres les encanta que las alaguen, para excitar a una mujer debes hablarle de lo hermosa que es, eso las pone en un estado ideal para dar el siguiente paso, ser vulgar no es lo conveniente en este momento, eso llegará a su tiempo, por ahora hay que enfocarse en una parte de su cuerpo, quizás su boca. Ella sabe qué buscas; pero tú trabajarás como le gusta, poco a poco, sin mostrarte desesperado. El que le hables de otra cosa que no sean sus partes íntimas, la hará sentir estupenda y eso conspirará a favor tuyo.

Ten paciencia

La paciencia es algo que no manejamos bien los hombres; pero es lo que más necesitamos cuando se trata de excitar a una mujer para llevarla al punto máximo. Haz preguntas sobre su boca, pregúntale si usa labial rojo, por ejemplo. Hazla sentir como una diva, diciéndole lo sensual que se verían sus labios así, no importa si su cuerpo es espectacular o sus dos buenas razones deslumbran a todos, concéntrate en algo no tan obvio, por eso la boca es un buen lugar, además sirve para llevar a muchas otras cosas.

Alcohol, baile y sonrisas

Un poco de alcohol, baile y muchas sonrisas previas alimentan a eros para que todo se mueva bien hasta el momento más deseado. Mientras le hablas y dejas que hable, su cuerpo hará ademanes que te indicarán que es momento de ir a segunda base. Hacer lo que el pescador es esencial, el pescador después de atrapar al pez, sabe que no lo tiene aún, y comienza a soltar sedal o la línea, para luego halar y en ese juego de halar y soltar es pez se entrega completamente.

Ahora tus palabras se vuelven más eróticas, y le manifiestas el deseo enorme que despierta en ti, eso les fascina, deberás ir a su boca y seducirla para que venga a ti. Podrás darte cuenta en qué nivel está por la forma en que respira, si es fuerte y profunda, entonces es momento de llevar las manos sigilosamente a su pecho y al descender hacia el monte de Venus el agua que baja  por su vertiente te advertirá si la tienes donde la quieres. Si tu trabajo fue bueno el caudal será generoso y te invitará a penetrarlo.

No le has quitado la ropa y ya está entregada completamente, como el pez se entrega después de la brega al buen pescador.

Hay muchas formas de excitar a una mujer y muchas formas de hacerla llegar al climax sin penetración, saber hacerlo aumentará el deseo por querer conseguir más placer del que ella podía imaginar.  Lo primero es descubrir sus detonantes de placer, no siempre son físicos, hablar de sexo puede excitarlas mucho; pero debes hacerlo de manera progresiva. Hablar de las sesiones de sexo de otros puede ayudar a entrar en calor, nunca te pongas como el macho alfa, habla de otros, ella se dejará llevar y comenzará a hablar también, ese es el movimiento que necesitas para saber que tienes al pez en el anzuelo. Aprovéchalo.

Mat Duarte es periodista. Especialista en coaching sexual y de pareja.