Saltar al contenido
SeduceConquistaEnamora.com

Como superar una ruptura amorosa

superar-una-ruptura

No importa si era una relación de años, un pequeño amorío o un acuerdo entre amigos con beneficios, si esa persona te importaba y se conectaron, es lógico que sientas un profundo vacío y mucho dolor. Una separación de pareja trae consigo un periodo de duelo, ya que perdimos a una persona que amábamos profundamente. Es necesario restablecer la vida, dejar de lado la posibilidad de recuperar a tu ex y retomar tu proyecto vital que a partir de este momento vuelve a ser individual. Puede resultar más difícil de aceptar si todavía hay amor y si la otra persona de manera individual fue quien decidió no continuar con la relación amorosa.

El secreto para superar este momento tan difícil está en nosotros mismos y en el modo en que tomamos el rumbo de nuestra vida. Es por eso, que deseamos apoyarte con algunos consejos generales, para lograr sobrellevar este episodio de la mejor forma posible, y superar de una manera sana una ruptura sentimental, para que logres el máximo provecho de tu nueva vida de soltería.

Puedes aceptar sentirte triste.

Es totalmente necesario darse el tiempo para sentirse triste, aunque resulte desagradable y muchos no se lo permitan, no podemos limitar nuestros sentimientos y su flujo natural.

Durante una separación, tenemos sentimientos encontrados y una sensación de pérdida, y es que no solo nos desprendemos de la pareja sino de todo nuestro estilo de vida.

Es fundamental que te autorices a percibir todas las emociones para poder aceptar esta perdida, si te empeñas en estar bien, no te permites entender por lo que estas atravesando, lo que conlleva a un deterioro emocional, donde puedes tomar decisiones con las que luego no te sientas a gusto.

No permitas que la tristeza ocupe demasiado.

Una cosa es que te des permiso de sentirte triste y otra muy diferente que dejes que la tristeza se apodere de ti. Es necesario que estés activo y no te quedes en casa, pues podrías deprimirte y comenzar a comer compulsivamente y de manera inadecuada, pasar días sin arreglarte o dejar a un lado el sueño y tu aseo personal.

Rodéate de personas que te quieren.

Luego de una ruptura es normal que tus amigos te busquen para saber de ti, cuando te sientas a gusto y dispuesto a hablar de ello, explica la situación y como te encuentras, pero no dejes que la conversación solo gire alrededor de ti, también debes interesarte por ellos y lo que sucede con sus vidas, procura distraerte con la conversación y reírte de sus bromas si te provoca.

No le idolatres.

No es el mejor momento para recordar lo mejor de su vida como pareja y lo mucho que te gustaba. Debes ser consciente y aceptar que cualquiera de los dos que haya dado fin a la relación, fue porque algo estaba fallando, no andaba del todo bien o no se sentían a gusto. Esto es más sano que culparte o culpar al otro o revisar quien es bueno y quién no.

No le odies.

Si ocupas tu tiempo en desearle mal o le quieres ver como la peor persona de todas, esto no te ayudara a superar más rápido la ruptura. Con odiar no vas a reparar el daño, solo lograras sentirte peor contigo mismo, procura pensar en tu bienestar sin desearle mal al otro.

Piensa en ti.

Es necesario rescatar tus planes o continuar con los que tenías y son significativos en tu vida, concéntrate en lo que realmente importa, que eres tú mismo.  Comienza a trabajar en lograr tus objetivos y metas e inicia cuanto antes. Tienes el mundo en tus manos y puedes realizar lo que desees, busca nuevas actividades o proponte cumplir esos sueños que en algún momento dejaste a un lado, esta es la mejor manera de distraerte y retomar el control de tu vida.

Toma distancia con algunas personas del círculo de tu pareja.

Trata de ser respetuoso y tolerante con sus amigos y familiares, pues luego de una separación, los más cercanos pueden apoyar a uno o al otro, pues es difícil estar con ambos. Trata que esto no te afecte demasiado y entiende que es algo normal, algunos estarán de tu parte y otros de la suya.

Deja a un lado las redes sociales.

Por el momento es lo mejor, ya que por este medio puedes obtener cierto tipo de información y tu imaginación te puede jugar una mala pasada, además que resulta algo cruel y dolorosa, ver como tu ex recupera su vida y sigue adelante.  Lo más recomendable es poner distancia entre ustedes y con las redes es difícil mantenerse al margen. No controles lo que hace o no hace tu pareja, es mejor que centres tu atención en lo que realmente es importante, tu.

¡No dramatices!

No es el mejor momento para echarse a morir o ver todo lo que va mal en tu vida, debemos fijarnos en las cosas positivas y lo bien que nos va en otros aspectos.

Con cualquier cosa podemos hacer un gran drama, pero es una total pérdida de tiempo, andar por allí lamentándote por todo. Lo mejor es vivir esto de la mejor manera posible y verlo como una oportunidad para crecer como persona. La vida continua, debes seguir adelante y ver esto como otro capítulo en el libro de la vida, pasa la página, con el tiempo no dolerá tanto y lo veras como un simple recuerdo.